Chistes con guion largo para niños

Los chistes son una gran forma para contentar a tus hijos a diario. Con tan sólo uno de ellos puedes sacarles una sonrisa que les durará todo el día. El día de hoy te he hecho esta grandiosa lista con los mejores chistes que hallarás en la web.

  1. En una clase de español, la maestra le dice a los estudiantes que escriban una carta como si fueran el Presidente del país. Todos comienzan a escribir, excepto Pepito, la maestra le pregunta:
    -¿Por qué no estás escribiendo la carta, Pepito?
    -Es que estoy esperando a mi secretaria.
  2. Un gato y un gallo caminaban por una baranda de un puente, y el gato tropieza, se cae, y empieza a gritar:
    -¡Miaogo, miaogo!
    Y el gallo decía:
    -¡¿Kikiriikiaga, kikiriqueag?!
  3. Está Jaimito jugando a la consola y la canción es: “en el otro mundo, en el otro mundo, con el osito panda acompáñame, acompáñame”.
    – Va la madre de Jaimito y le dice : “¿Jaimito, dónde esta tu padre?”
    – Jaimito: “En el otro mundo, en el otro mundo”
    – Madre: ¿Con quién?
    – Jaimito: “Con el osito panda, con el osito panda”
    – Madre: ¡Vete a la pocho!
    – Jaimito: “Acompáñame, acompáñame”
  4. -Estan dos niños hablando y uno pregunta al otro:
    -¿2×4?-
    Y el otro le contesta:
    -No sebo-.
    Y aparece su madre y le dice:
    -No se dice: “no sebo”, se dice: “no sepo”.
    Entonces aparece una mujer y dice:
    -No se dice ni “no sabo”, ni “no sepo”.
    Y dicen los niños:
    -Entonces, ¿Cómo se dice?
    -No sé-.
    ¡Entonces, ¿Porqué te metes?!
  5. – Papá, ¿qué se siente tener un hijo tan guapo?
    – No sé hijo, pregúntale a tu abuelo…
  6. La maestra: Jaimito, si en esta mano tengo 8 naranjas y en esta otra 6 naranjas ¿Qué tengo?
    – Unas manos enormes, señorita.
  7. -¿Qué le dice un gusano a otro gusano?
    -Me voy a dar una vuelta a la manzana.
  8. Un gato caminaba por un tejado maullando: “¡Miau, miau!”
    En eso se le acerca otro gato repitiendo: “¡Guau, guau!”
    Entonces el primer gato le dice:
    – Oye, ¿Por qué ladras si tú eres un gato?
    Y el otro le contesta:
    – ¿Es que acaso uno no puede aprender idiomas?
  9. -Luego de una persecución el policía coge al ladrón y le pregunta:
    – ¿Por qué le robó el reloj a la señora?
    Y el ladrón contesta:
    – Yo no le robé ningún reloj, ella me lo dio.
    – ¿En qué momento ella le dio el reloj?
    – En el momento que le mostré la pistola.
  10. El cobrador llama con una factura de cobro. Sale el niño a recibirlo.
    – ¿Esta tu mamá?
    – No señor, salió del país, hacia el exterior.
    – ¿Y tardará mucho en volver?
    – No creo, porque dejo el café calentándose en la cocina.

Creo que estos chistes te pueden haber gustado bastante ¿Cuál fue tu chiste favorito? No olvides compartir tus chistes con tus amigos, para sacarles muchas sonrisas. ¡Nos vemos en la próxima!

También te podría gustar...