Chistes para subir el animo a mi novia

Si buscas animar a tu novia, hacer que se sienta bien, ya sea porque se molestó contigo, está desanimada, o quieres sacarle una linda sonrisa, puedes contarle un chiste. Aquí abajo te dejo varios:

  1. Era un hombre tan vago, pero tan vago, que cuando se murió sus amigos pusieron la siguiente inscripción en su tumba: “Aquí continúa descansando…”
  2. En la autoescuela:
    -¿Qué significa un triángulo con el dibujo de dos niños corriendo con la cartera?
    -Que salen del colegio – contesta el alumno.
    -También podría ser que entraran en la escuela, ¿no?.
    -No, porque los niños están corriendo.
  3. -Papá, papá, ¿Es verdad que los papás, saben más que los niños?
    -Claro Pepito, es verdad.
    -Ahh, óyeme papá, ¿Quién fue el inventor de la imprenta?
    -El inventor de la imprenta fue Gutemberg.
    -Y entonces ¿Por qué no la inventó el papá de Gutemberg?
  4. La maestra le encargó una tarea de matemáticas a Pepito. Pepito le pide ayuda a su papá. Después, Pepito llega a la escuela y le dice su maestra:
    -Pepito, ¿Por qué no hiciste la tarea?
    -Porque aunque mi papá y yo arrancamos todos los árboles del parque, ninguno tenía raíz cuadrada.
  5. El cigarro le dice al fosforo:
    -Tu eres raro, por que te dejas quemar la cabeza.
    Y el fósforo le responde:
    -Y tu eres marisco, ¡Por que te dejas chupar el culo!
  6. Había una vez tres niños llamados: Tonto, Nadie y Ninguno.
    Nadie se cayó al río, y Ninguno lo fue a ayudar, mientras que Tonto fue a pedir ayuda a la Policía.
    – ¡Nadie se cayó al río, y Ninguno le está ayudando!
    Y el Policía le dice:
    – Niño, ¿Eres Tonto?
    – Sí­ Policí­a, mucho gusto.
  7. Un gallego va a una casa de citas y pregunta:
    -Hey, hombre… ¿Cuánto cuesta estar con una
    prostituta?
    -Depende del tiempo…
    -Bueno, supongamos que llueve…
  8. Un gallego le dice al otro:
    -Oye, Manolo, pásame otro shampoo.
    -Pero si ahí en el baño hay uno…
    -Sí, hombre. Pero éste es para cabello seco, y yo ya me
    lo he mojado.
  9. Una chica muy guapa, acababa de cumplir 17 y como iba a su primera fiesta sola,
    estaba un poco nerviosa respecto a qué tenía que hacer si algún chico
    quería propasarse.

    Su mamá le dijo: “No te preocupes, es muy fácil. Cuando un chico se te acerque y quiera algo más, tú le preguntas, ‘¿Qué nombre vamos a ponerle a nuestro bebé?’ Y eso lo va a asustar”

    Y con esa importante recomendación, ella se fue a la fiesta.
    En la fiesta, uno de los chicos empezó a bailar con ella y, poco a poco, a besarla y acariciarla.
    Así que ella le preguntó:
    -“¿Qué nombre vamos a ponerle a nuestro bebé?.”
    El chico inventó una excusa y desapareció.

    Un poco después, la misma escena volvió a suceder: un chico empezó a besarle el cuello, los hombros… y cuando ella le preguntó por el nombre del bebé, el chico se ofreció para traerle un refresco.

    Más tarde, otro chico la invitó a dar un paseo y, después de unos minutos, empezó a besarla y ella le preguntó:
    -‘¿Qué nombre vamos a ponerle a nuestro bebé?’.

    Él seguía besándola y empezó a quitarle la ropa.

    -‘¿Qué nombre vamos a ponerle a nuestro bebé?’, volvió a preguntar ella.

    Él empezó a hacerle el amor y ella volvió a preguntarle:
    -¿Qué nombre vamos a ponerle a nuestro bebé?’.
    Cuando terminó, él se sacó el condón, le hizo un par de nudos y le dijo;
    -¡Si logra salir de aquí, le ponemos David Copperfield!’
  10. Un ladrón a la media noche se mete en una casa a robar. Entra por una ventana, y cuando está adentro en la oscuridad oye una voz que dice:
    -¡Jesús te está mirando!
    Entonces, el ladrón se asusta y se detiene. Luego como ve que no ocurre nada continúa. Y de nuevo la voz le dice:
    -¡Jesús te está mirando!
    El ladrón asustado prende la luz y ve que la voz venía de un loro que estaba en una jaula, y el ladrón le dice:
    -¡Ahhh que susto me diste! ¿Cómo te llamas lorito?
    Y el loro le responde:
    -Me llamo Pedro.
    -Pedro es un nombre extraño para un loro.
    Y el loro le contesta:
    -Más extraño es el nombre Jesús para un Doberman.

Si con estos chistes no logras hacerla sonreír ¡Nada lo hará! Anda, anímate a sacarle una sonrisa, y un buen rato a tu novia. Nos vemos pronto.

También te podría gustar...