Chistes que solo entienden los médicos

En la vida hay chistes que no todos entendemos, esto se debe a referencias que quizás no conocemos, como alguna canción, algún nombre, o alguna película, quizá. El día de hoy te sorprenderás con esta lista de chistes que los médicos entenderán a la perfección. Sigue leyendo para que te llenes de humor.

  1. Un hombre se encuentra con un amigo por la calle y le dice:
    – Manolo ¿Qué te pasa que estás blanco?
    – Nada Pepe, que vengo del médico y me ha dicho que deje de beber, fumar, hacer el amor…
    – Y ¿Qué vas a hacer?
    – Pues ¿Qué quieres que haga, Pepe? Cambiarme de médico.
  2. -Verá doctor, tengo un problema. Cuando hago el amor con mi mujer, me da la impresión de que no siente nada. Algunas veces incluso se duerme.
    – Eso tiene una explicación científica. Algunas mujeres en estado de excitación se acaloran tanto que les es imposible sentir nada. Trate de hacer el amor y abanicarla al mismo tiempo.
    – Gracias doctor.
    Y esa noche así lo hizo. Pero cuando atendía al abanico no atendía a lo otro. Así que contrató a un negro para que abanicase a su señora.
    – Venga, negro, abanica. ¿Sientes ahora Maruja?.
    – No, nada.
    – ¡Más fuerte negro! ¿Y ahora, Maruja?
    – Nada, nada.
    – Negro, trae el abanico y ponte tú.
    El negro se situa encima de Maruja y el marido abanicaba.
    – ¿Y ahora Maruja? ¿Sientes?
    – Siiiiiiií, siiiiiiiiiií, ahora siiiiiiií!
    – ¿Ves negro? ¡No sabes ni abanicar!
  3. Una mujer en la consulta del médico.
    -Hola doctor venía a hacerme una revisión completa.
    -Muy bien desnúdese y túmbese en la camilla.
    -¿Y dónde dejo la ropa?
    -Aquí mismo junto a la mía.
  4. -Ya tenemos su diagnóstico. Usted tiene la enfermedad de Kengsinton.
    -¿Es grave doctor?
    -No lo sabemos señor Kengsinton
  5. -Un matrimonio en la cama. El marido le susurra sensualmente a su mujer:
    –Cari… ¿Jugamos a los médicos?
    –¿De la Seguridad Social o del privado?
    –Hmm… ¿Qué diferencia hay?
    –Si es de la Seguridad Social, te doy cita para dentro de un año, y si es del privado te cobro cien euros.
  6. Llega un señor al médico con toda la cara quemada, llena de ampollas.
    –¡Por Dios! ¿Qué le ha pasado?
    –Es que mi mujer me dijo que friera las pescadillas con la cola en la boca…
  7. -Una vieja va al médico: Doctor, doctor: – tengo muchos gases; pero lo bueno es que no huelen , ni se escuchas; sino mire usted, me acabo de tirar como veinte y usted ni cuenta se ha dado.
    El médico le receta un medicamento y le dice que en una semana regrese.
    A la semana siguiente, entra la vieja a la consulta y dice: – Oiga doctor: ¿Qué me dio que ahora los gases huelen; y muy feo?
    El medico dice: – Muy bien , el problema de la sinusitis esta resuelto; ahora veremos los oídos.
  8. La mujer de Anselmo lo lleva desesperada al doctor: Doctor, mi esposo se cree calendario.
    El doctor hace pasar a Anselmo, y le pregunta:
    – Dígame, desde cuándo se cree calendario.
    Y este responde: Desde el primero de enero de 2007, doctor.
  9. Un hombre está en la mesa de operaciones, previo a ser operado por su propio hijo, el cirujano.
    El padre dice:
    – Hijo, hazlo sin ningún tipo de presión… con tranquilidad… y todo saldrá bien. Piensa únicamente en que si algo me pasa a mí… tu madre vendrá a vivir contigo…
  10. – ¿Para quién es esa carta? – le dice el director de un manicomio a un loco que está escribiendo.
    – Para mí mismo.
    – Ah, que bien… ¿Y qué te contás?
    – ¡No se! ¡Si todavía no me ha llegado!

Estos chistes de médicos estuvieron muy buenos. Nos vemos pronto para seguir compartiendo chistes y sonrisas.

También te podría gustar...